Está claro que las estrellas de Intel no son como las de otros mortales.
Visto en Geekool.